Vivir en una casa ecológica.

Cada vez más concienciados con el medio ambiente, los productos orgánicos, los materiales reciclados y todo aquello que contribuye al respeto por la naturaleza, ha llegado a los hogares para quedarse. Construir una vivienda coherente con el cuidado del planeta es una de las apuestas con demanda ganadora para el futuro. En ocasiones se quiere tener una vivienda ecológica pero no se sabe por dónde empezar. ¿En qué consiste un hogar sostenible? Es aquel que respeta el entorno y es auto sostenible, que está construida con elementos naturales aprovechando así el consumo energético que depende de las fuentes naturales, como el sol.

El mobiliario también puede ayudar a que estas pautas ecológicas trasciendan en todos los ámbitos de la vivienda. Los materiales de obra aptos con estas premisas deben ser naturales y ecológicos, como madera, fibras vegetales, piedra, adobe. En el caso contrario, los materiales no ecológicos son plásticos, fibras sintéticas o superficies lacadas. La pintura es uno de los factores en los que es fácil intervenir en su elección, pues existen pinturas ecológicas al agua, que no están realizadas con disolventes y se adaptan a todo tipo de superficies.

Hay multitud de opciones a la hora de elegir los materiales naturales, como la madera, el elemento estrella de las viviendas ecológicas y un recurso natural de gran calidad, acogedor y muy bonito durante todo el año.

Los electrodomésticos en una vivienda ecológica son de bajo consumo, para no agravar el gasto energético de la casa. Una casa ecológica es sostenible para las personas y para el medio ambiente. Aunque la cultura ecológica no está tan extendida en España como en otros países, como Noruega o Suecia, el factor del presupuesto es uno de los primeros impedimentos para llevarla a cabo por los altos costes que hay en el mercado, lo cierto es que la amortización a largo plazo de la vivienda, ayuda a la elección “eco” en el presente. Se podría decir que un hogar sano es una combinación de materiales naturales con fuentes de energía alternativa, con una buena orientación para aprovechar óptimamente la radicación solar, alguna área verde y muchas plantas.

Un hogar ecológico es coherente con la sociedad sana que se quiere construir. Es frecuente la presencia de invernaderos, jardines y hasta huertos ecológicos en casa. La moda de los huertos que se construyen en las grandes ciudades y con pocos metros en la vivienda, es un hecho a día de hoy, no solo Michelle Obama presume de tener un huerto donde se abastecen a diario.

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *