Mi rincón favorito

Reflejar la personalidad, los gustos y las aficiones de cada uno en las estancias del hogar es una de las claves del éxito en una vivienda. Crear un rincón que sea un espacio personal para disfrutar de uno mismo, es una opción ideal para hacer del hogar, la vivienda soñada.

¿Cuál es tu actividad favorita en casa? ¿Encontrar tiempo para leer una buena novela? ¿Tener un espacio donde dibujar o pintar? ¿Una sala de yoga o meditación? Permitirse la creación de un espacio para las aficiones, es posible. A continuación encontrarás algunas ideas y claves para construir ese espacio soñado.

Optimizar una estancia desaprovechada para construir un rincón de lectura es sencillo, colocar un sillón cómodo con una lámpara que ilumine el punto deseado y una pequeña repisa o revistero, con los ejemplares que aguardan ser leídos.

Un lugar que suele estar desaprovechado son los bajos de las ventanas, construir tu rincón en un banco de ventana conseguirá un potente efecto acogedor, además de tener un rincón extra en la habitación, donde descansar, leer o conversar. Si además se añaden cajones, se convierte en un lugar de almacenaje extra.

Los muebles a medida son una solución para acomodar los metros a la idea deseada. Si la ventana tiene poco espacio, un trabajo de carpintería ayudara a ajustar perfectamente la idea. La decoración de este rincón contribuirá a que el efecto del cuarto sorprenda y transforme el estilo de una vivienda. Esa imagen inspiradora de un te a media tarde recostado en el asiento de la ventana, viendo caer la lluvia, es una escena deliciosa de los largos meses de invierno de Europa.

Para un descanso agradable, se puede crear un espacio con una chaise lounge o un conglomerado con grandes cojines en el suelo, sobre una mullida moqueta. La tranquilidad del ambiente Zen que cuenta con tantos adeptos hoy día, se puede construir en el propio hogar, independientemente de los metros de la vivienda, un lugar idóneo puede ser el dormitorio por la tranquilidad que desprende, para crear un rincón con cojines, varitas de incienso y velas. Un biombo puede ser las solución para separar la cama de este intimo rincón.

Las aficiones de cada uno plasmadas en el hogar, donde disfrutar y desconectar del ajetreo de la vida diaria y dedicarse a uno mismo, en un pequeño refugio que hará los días en casa, más felices aún.

Marta Gómez-Rodulfo

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *