Belleza a tus pies: Tipos de suelo para casas de diseño

Podría decirse que el suelo es el elemento más inmutable de una vivienda. Tanto, que puede llegar incluso a resultarnos invisible, inamovible o sin importancia. Y, sin embargo, tomar la decisión sobre qué tipos de suelo pondrás en tu vivienda es mucho más vital de lo que imaginas.

La elección de una clase de suelo u otra no debe ser, nunca, aleatoria ni tampoco deben tenerse en cuenta los puros criterios estéticos. Un material u otro nos da ciertas funcionalidades y comodidades que hemos de valorar y que tienen tanto valor como su aportación a la personalidad de la vivienda.

 

Tendencias en tipos de suelo para casas

Cuando entras por primera vez en una vivienda, un bonito suelo es determinante para una primera impresión positiva. No es lo mismo encontrarte con un suelo, sea del material que sea, que encaje con la estética general de la estancia que con uno que no case con el entorno.

Los diversos materiales que puedes utilizar para el suelo de tu vivienda te aportarán beneficios diferentes y acabados estéticos distintos. Te presentamos los diez tipos de suelos para viviendas particulares de moda:

 

Madera

 

suelos de madera

La madera es el material estrella que siempre da resultados excelentes. Es más costoso que otras opciones, pero merece la pena por su calidad y confort. Sin embargo, no es la mejor opción para zonas como el cuarto de baño o la cocina, ya que a pesar de los tratamientos de antihumedad nunca se puede estar seguro al 100% de que no vaya a estropearse ante ciertas emergencias.

 

Suelo laminado

 

Suelo laminado

El suelo laminado ofrece una gran calidad, es fácil de instalar, ya que puede colocarse sobre el suelo ya existente y aumenta la sensación de calidez de la estancia.

Al ser el material que más se parece a la madera, puesto que se fabrica prensando fibras de madera con resinas de alta calidad, su uso en las reformas es muy elevado. Existe una amplia gama de opciones y acabados, pero siempre merecerá la pena invertir en los de mayor calidad para evitar que se descascarille.

 

Caucho

 

Estamos más habituados a ver suelos de caucho en gimnasios, piscinas, parques infantiles o guarderías, ya que es un material limpio, económico y antideslizante que amortigua muy bien las caídas. Sin embargo, este material también puede sernos de gran utilidad y dará un toque diferente a las estancias si lo utilizamos en viviendas particulares.

Es recomendable, por lo tanto, para zonas exteriores, zonas húmedas como la cocina o el baño o incluso el cuarto de juegos de los niños.

 

Linóleo

 

suelo de linóleo

El linóleo, a pesar de su antigüedad, vuelve a estar de moda: sus excelentes resultados, su larga vida útil, comodidad y flexibilidad lo hacen un candidato ideal que cuenta con numerosos fans. Además, es fácil de limpiar y mantener, lo cual es considerado un plus por muchos.

Si a eso le unimos que se trata de un material respetuoso con el medioambiente, por estar fabricado con materiales naturales sostenibles, ¿quién no lo elegiría?

Solo hay una cosa que hay que vigilar: las juntas entre las baldosas, puesto que podría llegar a absorber humedad si se filtra agua.

 

PVC o suelo vinílico

 

PVC o suelo vinílico

El PVC es una opción económica y fácil de instalar tomando como base otros pavimentos (es decir, sin necesidad de desmontar el suelo anterior).

Lo que empezó como una solución temporal, terminó evolucionando y adaptándose a las tendencias del momento, dando lugar a una opción muy versátil para presupuestos ajustados. Sin embargo, conviene evitar que las juntas se humedezcan si se quiere mantener este material en el mejor estado durante el mayor tiempo posible.

 

Microcemento

 

Si hay un material que está de moda para los suelos en las viviendas, es el microcemento. Con unas cualidades muy similares a la resina epoxi, se trata de una opción versátil y de gran adaptabilidad para cualquier tipo de estancia.

Sin embargo, no olvides que solo podrás obtener buenos resultados en la instalación si cuentas con el trabajo de un profesional. Recuerda también que se trata de un material que da poca calidez, por lo que ten cuidado a la hora de elegir dónde lo colocas.

 

Cerámica

 

Suelo de Cerámica

Las losas cerámicas, son una buena opción por tratarse de un material antideslizante y resistente al agua. Las nuevas técnicas de fabricación han permitido crear numerosos diseños, colores y formas distintos, llegando a imitar otros materiales, como la madera. ¿Por qué es esto beneficioso para tu vivienda? Porque puedes elegir una opción de alta durabilidad y resistencia sin renunciar a la estética.

Sin embargo, antes de elegir un suelo cerámico, no olvides que la calidez en mínima. Esto lo hace una gran opción para zonas exteriores y húmedas.

 

Moqueta o pavimento textil

 

Moqueta o pavimento textil

La moqueta es un clásico en los países del norte de Europa y Estados Unidos, ya que aporta un extra de calidez y confort a dormitorios y salones. Hay numerosos colores disponibles, estilos para todos los gustos y son la mejor opción para aislar del frío y crear un entorno acogedor.

Sin embargo, no es un material nada recomendado para zonas con clima cálido o para viviendas en las que haya animales, ya que el pelo y la suciedad serán mucho más difíciles de eliminar.

 

Resina epoxi

 

Al poder instalarse sobre el suelo anterior, la resina epoxi es una opción perfecta para reformas. Es un suelo autonivelante con un acabado liso, continuo y resistente a la humedad. Además, existe una gran variedad de colores y acabados, lo que permite un alto grado de personalización.

Al igual que sucede con los suelos de microcemento, la instalación por parte de un profesional siempre te asegurará los mejores resultados.

 

Piedra natural

 

suelo piedra natural

La piedra natural es un material muy cotizado que da a las estancias un plus de personalidad y sofisticación. Existen diversos tipos de piedras, que exigen diversos cuidados, pero todas son siempre un acierto.

Eso sí: la piedra es un material frío, igual que la cerámica, por eso también está recomendada para estancias exteriores o para zonas frías, como la cocina, los baños o las entradas.

 

Baldosas hidráulicas

 

Baldosas hidráulicas

Esta tendencia, que se inició en Francia a mediados del s.XIX continúa viva en la actualidad. Los suelo de baldosas hidráulicas reciben este nombre por su proceso de fabricación, aunque son básicamente baldosas, mosaicos o azulejos decorativos.
Al igual que la cerámica, pueden imitar diversas apariencias e imitar otros materiales, por lo que son versátiles y ofrecen posibilidades infinitas.

 

Cómo elegir el mejor entre todos los tipos de suelo para casas

A la hora de cambiar el suelo de nuestra vivienda, como ya decíamos anteriormente, no solo hay que tener en cuenta criterios estéticos: lo primordial es la funcionalidad. Al fin y al cabo, es una reforma costosa y que produce numerosas molestias, así que lo mejor es tomar decisiones que funcionen a largo plazo. Aquí te dejamos algunos criterios a tener en cuenta a la hora de tomar decisiones:

  • Usar el mismo material o la misma estética para toda la casa no solo generará un ambiente unificado, sino que también dará amplitud a las estancias al estar integradas unas con otras. También te ahorrará mano de obra.
  •  

  • Si, por ejemplo, te gustan los suelos de madera para baños y cocinas pero no quieres arriesgarte a que se estropee, siempre puedes utilizar baldosas hidráulicas o cerámicas que imiten los patrones y formas de la madera.
  •  

  • Aspectos como la luz o la amplitud del espacio son importantes para escoger el suelo más adecuado. Si en una habitación no hay demasiada luz natural, lo ideal es decidirse por un tono claro y viceversa: si el espacio es amplio y luminoso, los tonos más oscuros son ideales, sobre todo en combinación con muebles más claros.
  •  

  • Si quieres diferenciar espacios dentro de una estancia muy abierta, en el contraste se encuentra la diferencia. Puedes delimitar el espacio escogiendo dos tipos diferentes de suelos o combinando diversos materiales o estilos.
  •  

  • No te dejes llevar por modas o intentes utilizar materiales que generarán incomodidad: al fin y al cabo, el suelo no es algo que pueda cambiarse cada poco tiempo y tiene que encajar con los ritmos familiares y con el resto de elementos de la estancia.

 

El suelo puede ser el cambio total que se espera cuando se lleva a cabo la reforma de una casa; de su buena elección depende, en gran parte, que la decoración de la casa fluya en armonía. Tiene un gran peso visual dentro del ambiente, ya que es la superficie que se ocupa de unir todos los elementos para que la decoración de la vivienda sea un éxito. Así que ya sabes: en el equilibrio está el acierto.

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *