El paraíso en el baño

El baño es un espacio de intimidad, donde lejos por unos minutos del bullicio familiar, uno se adentra para encontrarse consigo mismo en la mecánica de las actividades cotidianas. Mirarse en el espejo, contemplarse, pensar y hasta deleitarse con un relajante baño de espuma. La profundidad de estos encuentros merecen la creación de un espacio único y personal.

El baño es además, junto con la cocina, el termómetro de la vivienda donde se observa la antigüedad y el buen estado de conservación de la casa, por lo que una reforma parcial o total será el mejor lifting para rejuvenecerla. Es interesante plantearse que estilo de casa se quiere construir para ser coherentes en la creación del baño y que guarde simetría con las otras estancias. Una de las últimas tendencias que se pueden apreciar en muchos hoteles, es introducir en el dormitorio algunos mobiliarios del baño, como un lavabo o una bañera que preside un espacio.

Optimo resultado aprovechar el espacio, en función de las necesidades y gustos de quienes habitan el lugar, el bidé actualmente en desuso, es uno de los objetos que están desapareciendo en las reformas actuales. Se agradece tener espacios vacíos en el baño, sin que esté atiborrado de cosas.

Las opciones a la hora de colocar cada objeto del baño, pueden ser tan variadas como por ejemplo situar la ducha al fondo del cuarto de baño y dar así una mayor sensación de amplitud, o cubrir la ducha con mampara transparente, para conseguir un armonioso efecto óptico. La puerta corredera es una solución muy práctica, especialmente para baños situados dentro del dormitorio y así no molestar ni hacer ruido si alguien se levanta en mitad de la noche.

El espacio también es un recurso para diseñar el tipo de baño que deseas. Si es pequeño las mejores opciones serian colocar una ducha o media bañera y aprovechar así el espacio bajo el lavabo, para guardar los productos que se necesiten. En cuanto a los colores, se aconsejan los tonos claros pues están asociados a higiene y limpieza, siendo muy agradables en esta parte de la casa, aunque los colores oscuros dan al baño aspectos como profundidad o contraste, y es una acertada decisión alternar estos dos tonos para tener como resultado un baño moderno. En cuanto a materiales de construcción, los azulejos de cerámica, vidrio o piedra que consiguen un efecto rústico, pueden ser el contrapunto para que un baño clásico, se transforme en un lugar moderno y original.

Siempre es importante hablar de la iluminación, también en esta parte de la casa y es que una buena luz ayudará a crear un ambiente vivo y luminoso. Las luces LED son la última tendencia en cuanto a iluminación moderna y conseguirá que el espacio sea el refugio perfecto para hacer del baño un paraíso particular.

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *