Cozy home

La palabra cozy en inglés es muy gráfica cuando se refiere al hogar: se trata de un lugar acogedor e intimo, que se transforma en el refugio perfecto para disfrutar de los gélidos días de invierno. Los países nórdicos pioneros en el diseño interior más cozy, son expertos en esta tendencia, puesto que en sus largos meses de invierno, las casas y los espacios interiores rebosan confort para disfrutar de los espacios cerrados al máximo.

Adaptar la casa al invierno para vivir feliz de puertas para adentro, es un objetivo al alcance de todos. Las cuatro estaciones son la oportunidad idónea para decorar y ambientar la casa, acorde a ese momento. En invierno, la chimenea es el objeto estrella y una de las reformas más solicitadas. Cualquier rincón de la casa es apto para construir una, pues son variados los modelos a construir. Deliciosas tardes de lectura, conversación y una copa de vino en la mejor compañía, para tener la mejor velada en casa. Refugiarse del exterior con cálidas cortinas, que contribuyen a crear espacios confortables, con tejidos como el terciopelo que además darán un acogedor aspecto al hogar.

Los bancos de ventana son decorativos y acogedores para detener el frío que pueda desprender la ventana. Además de las reformas temporales o permanentes, la decoración es una eficaz herramienta para preparar la casa y recibir a los amigos o preparar encantadoras tardes de juego en familia. Aspectos decorativos como mantas de pelo, cojines, alfombras y colores neutros que suavicen las altas temperaturas del exterior.

Descalzarse es uno de los placeres al llegar a casa y puede ser también apto para los meses fríos, al colocar mullidas alfombras y sentir el calor en el suelo, también sirve para cerrar espacios y sentirse arropado en el salón o en el dormitorio. Alfombras de lana virgen o de algodón de pelo largo, cálidas en invierno y frescas en verano que además son grandes aislantes térmicos frente al frío y la humedad. En el dormitorio, el edredón nórdico es una apuesta segura para no salir de la cama, el domingo por la mañana.

Cuidar el aroma en los meses invernales dará un efecto aún más acogedor, el olor a canela o a vainilla serán del todo acertados. Velas aromáticas o barritas de incienso contribuyen junto a la iluminación  gradual a crear el espacio perfecto.

Llegar a una acogedora casa tras una intensa jornada con frío fuera, es una de las sensaciones más reconfortantes y maravillosas del invierno.

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *